Lo que no te contaron del día de Europa

Prólogo

El 8 de mayo de 1945 el derrotado ejército nazi Alemán firmó la rendición incondicional ante la Unión Soviética y sus aliados en Berlín. El Reich de los mil años desaparecía bajo las botas de los soldados soviéticos, siendo su gesta rebajada, silenciada y vilipendiada.

26 millones de ciudadanos soviéticos dieron su vida por la liberación de la Humanidad de la tiranía del nacismo-fascismo, gente como los 18.000 prisioneros soviéticos exterminados en el campo de concentración de Sachsenhausen.

El día de la victoria

Eran las 22:43 en Berlín, París y Londres del 8 de Mayo de 1945 pero las 00:43 en Moscú, por eso en el este de Europa, el Día de la Victoria se celebra el 9 de mayo y en Europa Occidental el día 8.

Estas eran las calles de París ese día, Francia estaba celebrando su victoria contra los nazis.

Resultado de imagen de paris dia de la victoria

Paradojas de la vida, ese mismo día, la Francia liberada y “victoriosa” imitaba a sus enemigos no lejos de allí; a la misma hora que celebraba Europa el fin de la tiranía nazi, la Francia burguesa y colonialista cogía el testigo a los nazis y realizaba una de las aberraciones más silenciadas por la propaganda occidental: la masacre de Setif y Guelma.

La masacre de Setif y Guelma

Miles de soldados de las colonias francesas de África y Asia que habían luchado contra los nazis pensaron que era el momento de que acabase la tiranía colonial. La URSS así lo creía, la lucha de clases era un concepto transversal y universal… Obviamente, las colonialistas Francia e Inglaterra, no.

En la ciudad de Setif en Argelia, ese 8 de mayo de 1945, soldados argelinos se dispusieron a rendir honor a los caídos en la guerra que por fin acababa; se prohiben las banderas. Un joven decide sacar la bandera argelina y, al negarse a guardarla, es asesinado en ese momento.

https://pbs.twimg.com/media/DctC-HEXUAAFGXh.jpg

Se producen protestas y manifestaciones. Francia, que en la metrópoli festejaba la “libertad” contra los nazis, aplica la mano dura (como nazis) y ordena ahogar en sangre la protesta argelina. Dada la orden, empieza la masacre; Setif y Guelma se convertirían en los nuevos centros del horror. Las tropas coloniales francesas y colonos franceses chovinistas, masacraban a miles de inocentes en Argelia (quemando casas y personas, ejecuciones masivas, mujeres o niños tiroteados…).

De la misma forma que la Gran Bretaña de Winston Churchill exterminó de hambruna a 3 millones de personas en Bengala entre 1942 y 1944 (ver enlace), la democrática y supremacista Francia no tuvo reparo alguno en actuar como una auténtica nazi en Argelia. Mientras, la prensa francesa, ocultaba a su propio país la matanza que se estaba desencadenando en beneficio, como no, de la burguesía colonial.

La Francia que se horrorizaba con los campos de concentración nazis estaba abriendo campos de concentración ese 8 de mayo para internar a los argelinos, que obviamente, consideraba inferiores.

Las escenas que llegaban desde el 8 de mayo de 1945 de Argelia eran espeluznantes. Francia arrasaba aldeas, asesinaba a los pobladores, detenía e internaba en campos; mientras en París, los gobernantes se llenaban la boca con la libertad que quitaban a sangre y fuego en Argelia.

El número de víctimas de la “democrática” Francia desde ese 8 de mayo de 1945 en las poblaciones argelinas de Setif y Guelma mientras “celebraba” la victoria contra los nazis asciende a la horrorosa cifra de entre 35.000 y 40.000 personas, que habían colaborado a luchar contra los nazis y sólo querían liberarse del yugo colonial.

Pero las potencias occidentales, especialmente Francia e Inglaterra, no tuvieron reparo en imitar a los nazis contra los que habían luchado cuando se trataba de defender sus intereses, sobre todo coloniales y económicos. Y Setif y Guelma son el espejo de su indignidad. Sólo la URSS asistiría después a los independentistas argelinos, hasta lograr la libertad en 1962.

Adjunto un pequeño documento en castellano con información sobre Setif y Guelma (ver enlace).

Conclusión

Nos seguirán vendiendo que son los buenos, vendiendo humo y ocultando, se seguirá tapando miserias y blanqueando el pasado con propaganda. Pero, por mucho empeño que pongan, la verdad siempre sale a la luz. Y es que hubo un tiempo en que un pueblo convirtió su causa en la más auténtica de las luchas contra el nacismo-fascismo, porque no sólo luchaban por sus intereses, lucharon por sobrevivir.

La mayor gesta del Ejército Rojo no fue la victoria sobre un país, fue que un ejército de obreros y campesinos venciese a la mayor maquinaria militar del momento. Los humildes organizados, una vez más, habían  ganado a la clase dominante.

Ladran los de siempre, que han tratado de ocultar aquella gesta hablando del Día de Europa en vez de Día de la Victoria. Cualquier persona que no trate con respeto al Ejército Rojo, donde millones de hombres y mujeres sacrificaron sus vidas por sobrevivir, no es que sea desagradecido… Sobran las palabras.

Para terminar, comparto un foto de 2011. El tanquista bielorruso Konstantin Pronin espera a sus compañeros de unidad antes del desfile. Tras una hora de espera no apareció nadie, era el único que quedaba vivo.

Post basado en hilo de @_ju1_ vía Twitter con foto final de @Drazmihailovitx.
Nuestro más sincero agradecimiento.

Los principios de la otra derecha

Prólogo

Fue un 14 de julio de 1789 en París, la toma de la Bastilla, el evento considerado por los historiadores como el origen de la era actual; por primera vez se reúne la Asamblea Nacional Constituyente para la redacción de una Constitución y, por supuesto, la decisión del futuro político del país.

Es en esta primera cita cuando, sin intervención alguna, estos se agrupan en tres bandos. A la derecha del presidente se situó el grupo de la Gironda (Los Girondinos), a la izquierda, el grupo de la Montaña (Jacobinos). Asimismo, en el centro, se mantuvieron las personas indecisas o no partidistas (La Marisma o el Llano). Es en este contexto de la Revolución Francesa, cuando los términos “izquierda” y “derecha” política abren sus ojos al mundo: la democracia había vuelto a nacer.

Los Girondinos apostaban por una monarquía parlamentaria y derecho de sufragio no universal (eliminando el derecho a las clases no propietarias); tenían el apoyo de una parte de la nobleza, de la burguesía y de los propietarios.

Los Jacobinos en cambio eran partidarios de una república y de un sufragio universal, y por ello gozaban del favor de las clases populares.

Es por ello que desde esas fechas, todo aquel que tuviera ideas conservadoras es tildado de “derechas”, mientras que los más progresistas son de  “izquierdas”.

¿Qué nos pasa ahora?

Aunque con matices y cambios de vocabulario a través de las distintas transformaciones sociales habidas a la largo de la historia, la palabra izquierda sigue conservando ese sabor de igualdad, fraternidad y conciencia colectiva. Hoy día, representa esa alternativa al modelo neoliberal que degrada las condiciones en favor de las élites económicas. Es por ello que, en los procesos democráticos de empoderamiento y dignificación, el color rojo está al lado del ecologismo y el feminismo; de la bandera del Estado que vela por el interés de todos.

Para que la izquierda no entre en la merma a la que quiere conducirla la vigilia intoxicadora  capitalista, es necesario que ella misma aprenda a cuidarse, que se cohesione y se mime para facilitar sus avances electorales. Su intervención en el Estado debe poner la política al servicio de la ciudadanía… No de los bancos y de las grandes multinacionales.

Todo esto puede sonar a viejo, y así es, tan viejo como la maldad de no tener consideración hacia el semejante; pero es lo que veo todas las mañanas cuando me asomo a la realidad de la calle y sus medios de comunicación. El capitalismo es tan agresivo y contaminante que vicia y corrompe hasta el aire que respiramos. Su dominio de los adjetivos del tiempo es parte de su sistema de explotación, por eso es tan importante no entrar en su insidia lingüística y dialéctica.

Si los militantes del PSOE quieren cuidar la izquierda y ofrecer una alternativa al neoliberalismo con aderezo Españolista del “neo-nacional-catolicismo” representado por PP y Ciudadanos, necesitan que sus dirigentes cuestionen las normas del sistema establecido proyectando una idea de país libre de la losa Franquista. Tal como está el panorama electoral, la ciudadanía progresista exige un PSOE cercano a la izquierda, si bien, también exige un Podemos que aprenda a cuidarse y que no herede los errores de la vieja Izquierda Unida.

Si bien hubo un tiempo en el que cuidar a la izquierda y evitar las divisiones suponía cuidar a Izquierda Unida, creo que hoy cuidar a la izquierda es cuidar a Podemos o, más concretamente, cuidar a Pablo Iglesias, blanco de una derecha, como digo, especialista en aprovechar los errores ajenos.

La solución a esta tribulación no es muy complicada, tan sencilla que siento algo de pudor al escribirla. La derecha, con todas sus carencias ideológicas de base, es capaz de recoger el voto del trabajador convenciéndole de que son la solución sensata, la correcta, la verdadera única viable. Para ello, utiliza sin escrúpulo los  más pueriles medios que están a su alcance: pervierte la justicia, corrompe las fuerzas del estado, manipula los medios de comunicación. ¿Dónde está la izquierda que desenmascara todas estas tropelías?… Aún recuerdo a ese PSOE humillado en el congreso, aquel que su indignidad hizo levantar al 15M.

No olvidemos, nadie es perfecto, asumámoslo, la condición humana se identifica más por sus errores que por sus aciertos; el votante de izquierdas nunca debe olvidar esto.

La diversidad de la izquierda es su bien más preciado, porque la hace crítica y divergente, pero no debe olvidar quién es su oponente, aquel que la intoxica con la insidia mediática que le inserta el miedo. El votante de izquierdas debe conectar con su yo reflexivo,  aquel que le empuja a proyectar una forma distinta de hacer las cosas, al que progresa.

Con probabilidad, de salir un gobierno de izquierdas, seguramente se lleve decepciones, pero ello no debe importarle, él es crítico y sabe castigar con el voto, activo, contestatario; porque en el momento que se acomode, ahí estarán los de siempre para quitarle lo que por naturaleza le pertenece, la oportunidad de vivir dignamente sin abusar, ni sentirse más que nadie.

Post basado en artículo de opinión de Luís García montero @lgm_com en diario digital InfoLibre.

El ZEN de mi querida España, esta España… ¿Nuestra?

Las cosas que mejor que no se sepan

En 1983, el gobierno del PSOE elaboró un plan especial para el País Vasco y Navarra conocido como plan ZEN (Zona Especial Norte). Un modelo calcado al de la CIA para desactivar cualquier subversión o disidencia desde los años 50. Para hablar del plan ZEN, es necesario hablar de su impulsor, hombre clave de la “modélica transición“: Andrés Cassinello Pérez.

Cassinello, formado por la CIA en los Estados Unidos  en los años 60, había ascendido con Franco y luego con el PSOE. Un militar franquista siempre vinculado a las fuerzas de seguridad del estado, tanto en su etapa franquista en la guardia civil y, años más tarde, con la policía nacional. Este alto cargo militar reconvertido a demócrata afirmaba en entrevista concedida a el diario el País lo siguiente:

‘Yo, como militar, procedo de la lealtad a Franco. Pero no era tan tonto como para pensar que era perdurable. Deseábamos un sistema homologable a Europa’

Fue el general que soltó a un periodista cuando le preguntó sobre los GAL:

‘Si tu lo hubieras descubierto, tu vida no valdría 2 pesetas’

En 1966, Cassinello había publicado un manual, basado en sus estudios en Estados Unidos:  “operaciones de guerrillas y contraguerrillas”.

Sus conocimientos serían fundamentales para la elaboración del plan ZEN, siendo Ministro del Interior el ex-falangista José Barrionuevo Peña. Cuando un periodista le preguntó qué había cambiado en la Guardia Civil con la democracia, dijo esto (ver entrevista completa):

P: ¿Qué cambios ha experimentado la Guardia Civil con el sistema democrático?
R: En los últimos años se le ha dotado de grandes medios y de una técnica para utilizar esos medios. Los hombres son prácticamente los mismos, o sea que grandes cambios no se han producido. Lo que sí ha habido es una mayor concienciación profesional de la misión que tienen.

Adjunto enlaces a sendas entrevistas realizadas en 2008 y 2016 para que podáis haceros una idea de la visión y objetivos de este individuo.

Entrevista 18 de Mayo de 2008
Entrevista 22 de Mayo de 2016

El plan ZEN

Se desconoce a ciencia cierta quién intentó convencer a la UCD de su implantación, pero lo cierto es que este gobierno de la transición se negó a hacerlo, entre otros aspectos, por el carácter cuasi-fascista del mismo. Ironías del destino, el gobierno “socialista” de Felipe González, sí lo hizo.

A grandes rasgos, el plan suponía convertir a una sociedad entera en presuntos delincuentes y someterla a un continuo estado de excepción, un continuo secuestro de la libertad. El Plan ZEN, aprobado por el PSOE en 1983, se distribuyó por todas las comisarías de País Vasco y Navarra.


Por primera vez en la historia de nuestro país, se habría una excepción  jurídico-policial fundamentada en la lucha contra el terrorismo; una excepción con el claro objetivo de hostigar al entorno, pero no un entorno específico y claramente definido, sino un entorno de amplio espectro, es decir, gente no militante de banda armada, pasaba a ser sospechosa por sus ideas. ¿En qué se tradujo esto? Por ejemplo, determinaba que un mismo acto (quema de contenedores) en Burgos fuese una multa y en Álava 5 años de cárcel. ¿Alsasua?.

Según el Plan ZEN, cualquier joven con anorak, vaqueros o zapatillas, pasaba a ser un posible terrorista.

Desconfíe especialmente de las personas jóvenes, sobre todo si visten anorak oscuro, pantalón vaquero, zapatillas deportivas y bolsa de deportes.

El mismo plan ZEN llevaba ya en su redacción forzar la colaboración francesa, es decir, es ‘el padre‘ de los GAL.

El plan ZEN es de febrero de 1983. Los GAL realizan su primera acción en octubre con el secuestro de Lasa y Zabala.

Lasa y Zabala

Torturados, asesinados y enterrados en cal viva en la Foia de Coves en Busot.

Lugar del asesinato

Los GAL, bajo el paraguas del Plan ZEN, también secuestraron y colocaron bombas que afectaron a gente que nada tenía que ver con ETA. Al mismo tiempo, daba prioridad e importancia a la realización de “interrogatorios y extracción de información:

Interrogatorios: es uno de los procedimientos más rentables para obtener información. Se hará por personal operativo especializado en técnicas de interrogación de la unidad que realice el servicio.

Bajo esos interrogatorios, se han documentado numerosos actos de tortura (ver enlace). Se forzaba a que los tribunales no reconocieran torturas y que el denunciante pasase a ser denunciado.


Otro aspecto importante era la constitución de una red de “informadores” sobre gente que fuese, o no, sospechosa.


Todo ello, no olvidemos, enmarcado en una guerra psicológica contra la población de Euskadi y Navarra, (especialmente para aquellos que eran independentistas). El hostigamiento se traducía en la amenaza, detención, o llamadas a horas intempestivas a gente “sospechosa” de simpatizar con la izquierda  abertzale.

Adjunto las medidas de “control social” recogidas en el plan ZEN:

En muchos casos, cuando se refiere a “simpatizante”, se refiere a cualquier colectivo, incluso contrario a ETA. En esencia, la línea de actuación básica era convertir a todo vasco de izquierdas más allá del PSOE en potencial sospechoso.

Acciones de guerra psicológica contra la población en general, mientras se vendía sólo la buena imagen de la policía. Para ello, se difundían informaciones falsas, tapaban “cagadas” y excesos policiales, etc… Obviamente,  contando con la complicidad de gran parte de la prensa nacional.

Conclusión