Opinión pública u opinión mediática

Prólogo

Desde la consagración de las religiones monoteístas como religiones oficiales, especialmente en la Edad Media, la opinión del pueblo ha sido manipulada. En el caso de occidente, es fácil observar como el sacerdote nos decía qué era lo que teníamos que pensar, amar, odiar, o simplemente, reprimir.

El descubrimiento de la imprenta en el siglo XV, para muchos historiadores supone una liberación del conocimiento, amén del resurgir de la cultura (Renacimiento). Pero, ¿qué era difundido?, ¿qué objetividad tenía? Efectivamente, las fake news, ya fueron inventadas en el siglo XV.

La imprenta supuso una difusión del conocimiento sin precedentes en la historia, pero al mismo tiempo, alumbraba la capacidad de manipular la opinión pública. En el siglo XX, con la invención de la radio y, principalmente con la televisión, esta capacidad se fue acrecentando exponencialmente .

Si somos observadores, todos estos medios de difusión mantienen un aspecto en común: comunicación unidirecional.  Es decir, un emisor y múltiples receptores, no existe la capacidad de réplica. La aparición de las redes sociales a finales del siglo XX, no sólo han cambiado el modelo de comunicación (bidireccional), sino que también les ha quitado, a aquellos que controlan los medios de comunicación, la exclusividad de la difusión. Y sí, hablo en términos de difusión, porque una cosa es informar y otra difundir. Como muestra, haré un análisis de lo tendensioso de un diario digital muy activo en denunciar las fake news de las redes sociales… No nos quepa duda, están nerviosos, pero no porque peligre el negocio, que también, sino porque el pequeño reducto de libertad que Internet ha abierto, aún no lo controlan (están en ello).

Lo que no ves

Todo sería más sencillo siempre y cuando al observar la imagen de la izquierda, tuviésemos en cuenta la realidad de la imagen de la derecha. Recuerda, la libertad de prensa es la libertad del dueño de la imprenta y, su verdad, no es la verdad.

Hace algún tiempo encontré un ejemplo para ilustrar este aspecto,  probablemente sea la pieza de propaganda capitalista, pro-empresarial más descarada que haya visto en mucho tiempo. Titulado Estas son las empresas que más devuelven a la sociedad ni siquiera tiene autor, cosa que entiendo perfectamente, da vergüenza ajena (dejo enlace en la imagen de la portada).

Publi-Reportaje “Estas son las empresas que más devuelven a la sociedad”

El comienzo no deja desperdicio: parece ser que gracias a los bancos tenemos dinero, gracias a las multinacionales de alimentación comemos, y, gracias a los empresarios, respiramos… Debe ser que nos regalan las cosas, que esta sociedad está articulada y mantenida por aquellos que ostentan  la cúspide de la pirámide social, no existen los trabajadores, somos unos amancebados. Vamos, que sin empresarios estaríamos en la Prehistoria.

Gracias a los bancos tenemos dinero para comprarnos una casa, para viajar o para crear una empresa. Si no fuera por las energéticas la luz no llegaría a nuestros hogares. Las empresas de alimentación nos dan de comer y sin las de transporte no tendríamos coches, trenes ni aviones. No podríamos desplazarnos. Todas estas cosas son ejemplos de lo que las compañías aportan a la sociedad, además de empleo e impuestos.

Los dos párrafos siguientes sólo mejoran el comienzo: otra cosa es la percepción que tenemos de ellas‘. Es decir, que ni el que ha escrito esta basura propagandística, se cree lo que dice. A tenor de las empresas que ensalza,  Inditex (la de los niños esclavos) y El Corte Inglés (la del acoso laboral), ya se empieza a vislumbrar la insidia argumental cual lumbre en la oscuridad.

Las compañías que tienen su actividad en España aportan empleo, productos, servicios y conocimiento. «En todos los sectores, la actividad debe estar orientada a hacer que la sociedad sea mejor o viva mejor. Otra cosa es la percepción que tenemos de las empresas», señala el experto. 🙂

Los expertos consultados ponen algunos ejemplos con nombres y apellidos de compañías que devuelven a la sociedad lo que ésta les da: Mercadona, Ikea, Amazon, la fundación ONCE, las aerolíneas, las eléctricas o la banca. El Corte Inglés da empleo a 90.000 personas en España. En 2016 Inditex pagó 1.616 millones en impuestos. «La estrategia de una empresa tiene que ser responsable en su conjunto. Estas no existen sólo para repartir dividendos entre los accionistas.

En el siguiente párrafo, resulta que los bancos eran entidades de caridad, no una jauría de buitres ávidos de dinero en connivencia con un elenco de sátrapas. ¡Qué equivocados estábamos!, menos mal que el diario “El Mundo” nos abre los ojos. ¡Alabado sea!

 El objetivo de los bancos «debe ser permitir que la gente haga cosas, no ganar dinero. Si pones el carro delante de los bueyes la gente te acaba castigando», dice el presidente de Dirse. «El problema no es el qué, sino el cómo haces las cosas».

Un subapartado titula: ‘La cara más social de la banca‘. Entiendo que hace referencia a la socialización de sus pérdidas a través del ‘rescate‘ con dinero público, que por cierto, ni se le has pasado devolver. Ahora es cuando en los medios se habla de Cataluña, Venezuela o titiriteros terroristas; no olvidemos los desahucios y los constitucionalistas… Ni los nazis llegaron a tal grado de propaganda. Goebbels, ¡no eres nadie!

Justifican los 60.000 millones de rescate a la banca y los tapa diciendo que, a pesar de que nunca devolverán el dinero, ahora son más sensibles (BBVA gastará en esto 93 millones). ¡Alto, paren máquinas ! A ver:

Rescate 60.000.000.000€
Obra social 93.000.000€
Total pendiente 59.907.000.000€

Nota: ahora es cuando puedes empezar a sentir que te están tomando por tonto.

Los contribuyentes tienen muy presente una factura de 60.000 millones de euros en un rescate público que, sin embargo, todos los expertos llamados al Congreso de los diputados para exponer su visión de la crisis, han considerado inevitable para mantener en pie un pilar de la economía.

Cuánto tiempo se tardará en recuperar esa inversión, si algún día se recupera, se desconoce. Las buenas noticias son que las entidades supervivientes a la peor crisis financiera de la historia española más reciente parecen más conscientes que nunca de su papel social.

De las empresas más comprometidas destaca a El Corte Inglés (líder en denuncias de abusos sindicales), a Amazon (un destructor de tejido productivo a gran escala) y Mercadona (de la que ya se ha hablado largo y tendido por su gran aportación al país; nos da de comer, recuerda).

El Corte Inglés
Su plantilla asciende a 91.000 personas, lo que convierte al grupo en el primer empleador del país. Para impulsar la economía local, realizan el 87% de sus compras a proveedores nacionales. En 2016 realizaron más de 3.800 acciones, de las cuales 1.600 fueron de tipo social.

Amazon
La compañía cerró 2017 con más de 1.600 empleos fijos en España y ha hecho importantes inversiones, con varios centros logísticos en nuestro suelo. Ha anunciado la apertura de un centro de investigación en 2018.

Mercadona
La cadena de supermercados «ha venido demostrando, con hechos, su aportación tanto directa como indirecta a la sociedad», dice la compañía, que contribuye a las arcas del Estado con 1.468 millones de euros en impuestos y tiene una plantilla de 79.000 personas. Si se suman los empleos indirectos e inducidos, computa 660.000 trabajadores (el 3,8% del total en España). Su actividad supone un 1,8% del PIB. A través de su plan de acción social ha apoyado a diversas instituciones y ha donado 6.500 toneladas de alimentos.

Llegan a vender como contribución social obligar a sus trabajadores a participar en programas de voluntariado (como si a ellos les costase un duro, apunta el ‘esbirro redactor‘ como un logro de la empresa). Ambas tienen denuncias por corrupción aquí y fuera de España.

Acciona
La empresa lleva a cabo distintas acciones dirigidas a proteger el medio ambiente y a contribuir a la innovación. Por ejemplo, ha alcanzado la neutralidad en carbono -es decir, trata de reducir al máximo las emisiones y las inevitables se compensan- y el 42 % de sus ventas globales proceden de negocios incluidos en lo que el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente define como Economía Verde. Esto ha evitado 14,8 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. El grupo lleva a cabo una contribución social de 9 millones de euros y promueve el voluntariado entre sus empleados.

Repsol
La petrolera reúne sus acciones de RSC en un plan anual de Sostenibilidad que se estructura en seis ejes: ética y transparencia; personas; operación segura; gestión de recursos e impactos sobre el medio ambiente; cambio climático; e innovación y tecnología. Entre sus principales iniciativas destaca haber reducido sus emisiones en 4,5 millones de toneladas de CO2 al año, la optimización de la gestión del agua, investigación de nuevas tecnologías de movilidad, creación de un servicio de carsharing utilizado por más de 500 empleados, inversión social de 37 millones de euros en las comunidades donde trabaja y un plan de voluntariado entre sus empleados.

Vende la aportación a la sociedad de Randstat, Adecco y un sin fin de ETT, empresas cuyo valor es cero; se hacen con dinero a costa de la precariedad de los trabajadores. Pues mirad como lo vende el Goebbels capitalista de este artículo.

Adecco
Esta compañía especializada en Recursos Humanos concibe la RSC como «un elemento transversal» que está presente en todas las áreas y niveles de la organización. Ahora bien, conscientes de que su campo de actuación es el empleo, realizan acciones con el objetivo de acercar este «activo tan vital a las personas que más lo necesitan», según explican fuentes de Adecco.

En esta línea, el grupo de Recursos Humanos ha puesto en marcha la iniciativa Adecco Way To Work, que engloba proyectos dirigidos a empoderar a los jóvenes en su acceso al mercado laboral. Y Win4Youth, en el que se transforman los kilómetros recorridos por los empleados en diferentes eventos deportivos en donaciones a entidades que desarrollan proyectos para que los niños y jóvenes más desfavorecidos puedan labrarse un futuro mejor.

Además, a través de su Fundación, Adecco apoya a colectivos que suelen tener más dificultades en su acceso al empleo como los trabajadores con discapacidad, los mayores de 45 años, desempleados de larga duración, las mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de la violencia de género… En el último año, la Fundación generó más de 6.000 empleos en favor de estas personas.

Las empresas nos lo dan todo, nosotros deberíamos estar agradecidos, nos dan luz, nos dan créditos, ganan poco y encima nos ayudan con proyectos sociales. Cómo será de infumable la propaganda que hasta comentarista de derechas no ha podido tragarse tanta excrecencia:

En este artículo se ve muy claro como los medios son meros voceros del capital, de aquellos que pagan o accionistas del periódico. Bien, pues siempre es así. Cuando te informan de una huelga, de Venezuela, de Cataluña, Siria… ¡Siempre!

Para acabar, os dejo dos documentales para poder desintoxicarse.

1. La corporación (2003)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *